Noticias de Pando

Bolivianos realizan compras en Supermercados de Epitaciolandia y Brasileia

EPITACIOLANDIA (BRASIL)/PERLA DEL ACRE

Decenas de ciudadanos bolivianos se trasladaron a los municipios brasileños de Epitaciolandia y Brasileia durante las dos primeras jornadas desde que se permitió el libre tránsito en la zona fronteriza, entre Brasil y Bolivia, para abastecerse de varios productos de la canasta familiar, debido a que existe un precio más accesible.    

     En el límite de la frontera en lado boliviano, se puede observar a personal salud realizando el triaje sanitario a las personas que ingresan al país, para detectar a personas con sintomatología del coronavirus, de igual manera se cuenta con funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Zofra Cobija, Aduana y efectivos policiales, quienes brindan la seguridad correspondiente.

     Pasando el puente Internacional, sobre el arroyo Bahía, límite fronterizo entre Villa Epitaciolandia, estado de Acre Brasil, con la ciudad de Cobija, capital del departamento de Pando, se puede evidenciar que no se tiene un control por parte de ninguna institución del vecino país, pese a que en el acuerdo realizado entre ambos países, se comprometió instalar puntos de triajes al ingreso.

     Decenas de personas se evidencian en varios supermercados ubicados a ambos lados de la avenida Santos Dumond, donde se cuentan con artículos de vestir, alimenticios y otro tipo de productos que son los más requeridos por los cobijeños, que durante los últimos años han aprovechado el descenso del real brasileño.

     Napoleón, quien se trasladó con su familia al supermercado San Sebastián, calificó de muy positivo que las autoridades de ambos países hayan acordado que se pueda dar la transitabilidad en la zona fronteriza, toda vez que se ha evidenciado la subida de varios productos como aceite, azúcar y otros en el lado boliviano.

     “Esperemos que esto (la reapertura de la frontera), pueda incidir en el precio de varios productos, sin embargo, existen también otros (productos), que se pueden encontrar con un menor precio en nuestra ciudad”, dijo.

     Gonzalo, otro de los bolivianos que llegó a este supermercado, manifestó que logró observar que el arroz estaría con un precio más elevado que en Cobija, sin embargo, en la mayor parte del recorrido que realizó, pudo observar que se tienen precios más bajos. “Hace parte de la historia de ambos pueblos, intercambio comercial es bueno para bolivianos y brasileños, también todos los hijos de los brasileños estudian en el lado boliviano”, agregó.

     Perla del Acre observó que una gran cantidad de bolivianos que cruzan la frontera, se abastecen de productos lácteos como yogures, jugos y gaseosas, además de varias verduras y carne de pollo, debido a que se tiene un precio más bajo respecto a Cobija.

     Ana Soarez, propietaria de este supermercado, ponderó que se haya abierto la frontera, toda vez que se tiene un fluido intercambio comercial, entre ambos países. “Estamos muy felices de reactivar la economía, aquí está todo más barato que en Cobija, para entrar a este supermercado se tiene que cumplir con las medidas de bioseguridad”, dijo.

     El sector de transporte público, también se ha visto beneficiado con esta reapertura de la frontera, ya han logrado prestar el servicio a varias personas que ingresan y retornan entre ambos países. En el documento firmado por autoridades municipales de Brasilea, Villa Epitaciolandia (Acre-Brasil), y Cobija (Pando-Bolivia), señala que se realizarán evaluaciones periódicas cada quince días, para poder identificar si se tiene el incremento de casos positivos del coronavirus, en algunas de estas tres ciudades, en caso de un rebrote la frontera será cerrada nuevamente.