Noticias de Pando

Cámara Gastronómica de Pando pide flexibilizar las restricciones

COBIJA/PERLA DEL ACRE

Los Gastronómicos de Cobija advierten que la situación de toda la cadena de valor gastronómica está en riesgo. Se estima que al menos 400 negocios de comidas generan una cuarta parte de capacidad real de ventas.

     “Con el sistema del Delivery estamos cubriendo hoy en día entre el 10% y el 20% de ventas diarias, con lo cual, la crisis económica de los negocios se profundiza. Necesitamos ponernos de acuerdo con nuestras autoridades para juntos planificar una flexibilización inteligente que precautele la economía y la salud de los pandinos”, señala Jaime Gutiérrez Villavicencio en representación de la Cámara Gastronómica de Empresarios Privados de Pando (CGEP).

     Desde el inicio de la cuarentena las autoridades locales aplicaron un estricto control para el sistema del Delivery en Cobija, de manera que ningún local podía expender comidas sin pasar la debida inspección y certificado emitido de aplicar todas las medidas de bioseguridad requeridas.

     “Estamos por llegar al medio año y ya no es sostenible el sistema del Delivery. Por eso estamos procurando que nuestras autoridades nos permitan aplicar un Protocolo de Bioseguridad similar al presentado y autorizado en Santa Cruz, Trinidad y Sucre”, indicó el representante, quien explicó que mientras el negocio se mantiene con menos de la mitad de su personal, crece el negocio informal de comidas que no tiene ningún tipo de control de bioseguridad.

     El clima pandino marca un estilo de restaurantes, negocios de comidas y pensiones semi-abiertos o con mucha ventilación. “Creemos que esta es una diferenciación importante que nos ayuda y mucho a cumplir con el distanciamiento social que esta emergencia sanitaria demanda”, señaló el empresario gastronómico.

     “Ya veníamos antes de la cuarentena de un fenómeno económico de descenso de ventas. Pero con las fronteras cerradas, atendiendo al Decreto Supremo N° 4179 desde el 12 de marzo del 2020, que Declaró la Situación de Emergencia Nacional por el brote del Coronavirus, se afectó el flujo de clientes y turistas de Brasil y Perú”, explicó Gutiérrez.

     “Ante las restricciones vigentes todo el flujo turístico de la frontera afectó significativamente las ventas del sector. Todos guardamos esperanzados que el 1ro de Septiembre el Decreto flexibilice algunas de las restricciones que afectan al sector”, subrayó el representante.

     Cada día que pasa es un desafío para sostener la economía del sector gastronómico formal de Bolivia. En Santa Cruz, Trinidad, y Sucre ya funcionan los restaurantes luego del análisis y aceptación del protocolo por sus respectivas autoridades municipales. Se espera que para septiembre otras regiones puedan tener esta misma respuesta.

     “Mientras el resto de los departamentos toman acciones para reactivar su economía, en Pando las seguimos esperando. Necesitamos que nos permitan volver, la situación ya es insostenible y nos llevará a muchos al cierre definitivo de los emprendimientos”, concluyó Jaime Gutiérrez en representación del sector gastronómico en Cobija.