Noticias de Pando

COED Pando suspende actividades comerciales los fines de semana

COBIJA/PERLA DEL ACRE

A causa del alto índice de infectados por Covid-19 y ante la amenaza de la cepa brasileña, el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) determinó la suspensión de actividades comerciales los fines de semana, en todo el departamento, como medida de contener la propagación del virus y evitar el colapso de hospitales.

     En reunión realizado el fin de semana, los integrantes del COED quedaron sorprendidos con el reporte del Servicio Departamental de Salud (Sedes) que muestra la escalada de contagios, y coincidieron que es necesario aplicar algunas restricciones de forma inmediata.

     “Sábado y domingo estarán cerradas todas las actividades comerciales manteniéndose la circulación”, informó la gobernadora de Pando, Paola Terrazas, y anunció que la medida se aplicará por dos fines de semana, luego se evaluará si continúa.

     La autoridad explicó que la determinación se tomó en coordinación con las dos principales ciudades fronterizas de Brasil, Epitaciolandia y Brasilea, esto tras la alerta por la nueva cepa brasileña que -según informes- sería más contagiosa. Precisó que las ferias de la Abasto y Santa Clara de Cobija que se realizaban en sábado y domingo, ahora se podrán llevar adelante en jueves y viernes.

     Para el resto de las restricciones, el COED emitió una resolución que rige desde el 31 de marzo hasta el 15 de abril. En las determinaciones, se mantiene el horario de circulación de 05.00 a 22.00 horas de lunes a domingo, y se dispone que el horario laboral sea de 07:30 a 13:00 en instituciones públicas.

     La decisión departamental también prohíbe actividades secundarias no esenciales, como las deportivas o recreativas, actividades eclesiásticas, eventos corporativos, actividades sociales, campañas políticas, expendio y consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos que serían bares, cantinas, karaokes y discotecas.

     En el caso del control en fronteras, Terrazas indicó que -en viajes por vía aérea- los visitantes deben presentar la prueba de PCR o antígeno nasal, con 72 horas de haber dado negativo, mientras que en los puntos terrestres habrá un control estricto y una “barrera educativa”, en que se informará a las personas sobre la situación de la pandemia.

     Añadió que las decisiones que asumieron tienen como objetivo evitar el cierre total de las fronteras, porque un extremo de esta naturaleza perjudicaría el comercio y frenaría la economía de ambas regiones. “Se socializará (las determinaciones) con los gremiales para indicarles que no es un perjuicio, sino adaptarse a la realidad”, aseveró.