Noticias de Pando

Hallan sin vida al hijo del alcalde de Puerto Rico que cayó al río Manuripi

PORVENIR/PERLA DEL ACRE

El hijo del alcalde del municipio de Puerto Rico, Julián Ávila Valera que desapareció el sábado 25 de julio en el río Manuripi fue encontrado sin vida -cerca al medio día de este lunes- a varios kilómetros del incidente. Los restos mortales fueron enterrados en el cementerio de Riberalta (Beni).

     El cadáver -en estado de descomposición- fue encontrado a varios kilómetros de la zona donde se produjo la desaparición. “Se realizó un trabajo intenso que duró más de dos días, con varios equipos, el cuerpo lo hallamos en una parte profunda en medio de palizadas”, dijo un integrante del grupo de rescatistas.

     Los familiares decidieron trasladar los restos del ingeniero Julián Ávila Valera a la comunidad Conquista para un corto velatorio. Posteriormente fue transportado hasta la ciudad de Riberalta (Beni) para la cristiana sepultura en el cementerio Monte Sagrado, donde están los difuntos de la familia Ávila.

     El traslado del cuerpo hasta el cementerio se realizó en medio de una numerosa caravana de motos y autos, por familiares y amigos, que acompañaron hasta la última morada del joven profesional, más conocido como ‘Tano’. Un párroco realizó la misa de cuerpo presente, posteriormente la inhumación.

     Julián Ávila Valera, de 33 años, -de profesión ingeniero forestal- era muy conocido en la zona, por las actividades que realizaba y ejercía el cargo de director de la Unidad Académica de Puerto Rico, de la Universidad Amazónica de Pando (UAP), además es hijo del alcalde de ese distrito, que lleva el mismo nombre (Julián Ávila Pérez).

     La policía y el Ministerio Público iniciaron las investigaciones. Actualmente se desconoce la información exacta sobre las circunstancias del hecho que causó la desaparición y muerte de Julián Ávila Valera, en el afluente. De acuerdo al testimonio de algunos comunarios de Puerto Rico, el joven profesional participaba constantemente en las actividades de pesca.  

En el río Manuripi

     De acuerdo al informe preliminar, la madrugada del sábado 25 de julio, ‘Tano’ junto a un grupo de amigos salió de pesca -en una canoa- a los afluentes que rodean a la población, sin embargo, a horas 08.00 en inmediaciones del río Manuripi habría sufrido un fortuito accidente que causó su caída y desaparición.

     Sus amigos hacen conocer el incidente a los familiares quienes de inmediato solicitaron apoyo a pobladores y a efectivos de la Armada Boliviana para realizar los trabajos de búsqueda, hasta altas horas de la noche, sin resultados favorables.

     Al día siguiente, se realizó masivo rastrillaje, bomberos bolivianos y brasileños se sumaron a las tareas de rescate, en distintos lugares de los afluentes. Pobladores y grupos de distintas instituciones continuaron con la búsqueda incansablemente. Cerca al mediodía de este lunes encuentran el cuerpo sin vida en medio de palizadas, a varios kilómetros del accidente.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.