Noticias de Pando

Ningún contrabandista procesado por atentado a la salud

COBIJA/PERLA DEL ACRE

La Policía y las Fuerzas Armadas confirmaron el incremento de internación ilegal de productos brasileros al departamento Pando, principalmente a Cobija. En los últimos diez días se incautó variedad de mercadería, además se identificó a cinco personas con los ilícitos, pero a ninguno se le inició un proceso por ‘atentado a la salud’, ni por contrabando.

     Si bien todos hablan de mano dura con los contrabandistas, para prevenir el contagio del Covid-19 en la región amazónica, a la hora de la verdad, algunas autoridades interpretan que solo se trata de una contravención aduanera, porque el monto de los productos incautados no superan las 200.000 UFVs, alrededor de Bs. 400.000 para calificar como contrabando.

     Entretanto, a inicios de mayo, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Kuniaki Murakami, expresó su molestia con las personas que internan productos brasileños a Cobija, por pasos ilegales, sin cumplir las medidas de bioseguridad. Pide que sean procesados y enviados a la cárcel por atentar contra la salud de la población pandina.

     A consecuencia de varios casos de coronavirus y para evitar mayor propagación, las principales rutas que conectan al departamento con territorio brasileño están cerradas, desde la última semana de marzo. Esa medida prohíbe el ingreso y salida de personas y motorizados. Pese a las restricciones, algunos comerciantes optan por pasos ilegales para la internación de productos, alimentos y bebidas.

     La Policía, Intendencia Municipal y Fuerzas Armadas identificaron más de una docena de pasos clandestinos que conectan a Cobija con poblaciones brasileñas, lugares por donde algunos bolivianos en complicidad de brasileños internan variedad de productos: cajas de verduras, frutas, huevo, leche, galletas, gaseosas, ración para canes, bebidas alcohólicas y otros insumos, sin la garantía sanitaria.

Operativos

     El viernes 22 de mayo, en el municipio de Porvenir dos personas a bordo de una movilidad fueron sorprendidas con varios paquetes de contrabando, gaseosas, aceite, enlatados, golosinas y otros insumos. Según vecinos de la zona, en el operativo ejecutado por militares, sólo se decomisaron los productos y los involucrados no fueron llevados ni a celdas de la policía.

     Dos días después, el comandante de la Guarnición Militar de Pando, contralmirante Edgar Alvarado, informó que en patrullaje por las riberas del río Acre, frontera con el Brasil, su institución secuestro un deslizador con 50 bolsas de alimentos para canes que estaban ingresando a Cobija, por el barrio Mapajo. Los responsables al percatarse de la presencia de efectivos navales se dieron a la fuga. Los productos fueron entregados a la Aduana Nacional.

     En otro operativo, la Policía Militar detectó cerveza brasileña de contrabando, en medio de matorrales, en el sector de la avenida Internacional, cerca al arroyo Bahía de Cobija. No se identificó a ningún sospechoso, los productos pasaron a la Aduana.

     El 27 de mayo, en el barrio Tahuamanu, la Intendencia y la Policía logran incautar mercancía que consiste en cajas de huevo, tomate y bebidas alcohólicas. Se identificó a una mujer, mayor de 60 años, los funcionarios de ambas instituciones prefirieron dejarla en libertad por su condición de adulto mayor, previo registro de algunos datos para la investigación.

     La noche del viernes 29 de mayo, en el área rural de Cobija, efectivos de la policía sorprendieron a dos personas a bordo de una movilidad, transportando variedad de mercadería ilegal (galletas, leche y otros insumos). Después de ocho horas de arresto, los implicados quedaron en libertad, mientras los productos y el vehículo pasaron en calidad de incautado a la Aduana.

     La tarde de este domingo, en el barrio Petrolero, la Policía y la Intendencia decomisaron 56 cajas de aceite Havoline proveniente del vecino país, las personas involucradas se habrían dado a la fuga.

     Entretanto, habitantes de la comunidad 5 de Agosto, ubicada a 8 kilómetros de Porvenir, decidieron tumbar árboles sobre un camino clandestino para evitar que contrabandistas continúen internando productos de dudosa procedencia que podría poner en riesgo a la salud de moradores del distrito.

Sedes exige cárcel

     El director del Sedes lamentó que mientras las autoridades de los tres niveles de gobierno, incluido Fuerzas Armadas, Policía, médicos, personal de salud y varias instituciones, hacen todos los esfuerzos para controlar y evitar la propagación de la pandemia coronavirus en Pando, algunas personas están cruzando la frontera de manera ilegal.

    Pide que los infractores sean procesados y enviados a la cárcel por el delito de Atentado a la Salud de la población. Recordó que la sanción es hasta de diez años de prisión.

     “Quiero dejar en claro que en el Brasil existe transmisión comunitaria de Covid-19, al cruzar la frontera de manera ilegal podrían contraer el virus y ocasionar mayor transmisión comunitaria en Cobija, no pueden ser tan irresponsables, pido a las instancias judiciales aplicar la máxima sanción por atentado a la salud”, enfatizó la autoridad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.