Noticias de Pando

Pando utilizará Dióxido de Cloro para tratar a pacientes con Covid-19

COBIJA/PERLA DEL ACRE

La Gobernación de Pando suscribirá un convenio con el Equipo Médico que representa en Bolivia al científico alemán, Andreas Ludwing Kalcker, con el objetivo de aplicar el Dióxido de Cloro -de manera voluntaria- a pacientes positivos de coronavirus en la región amazónica.

     Pese a la prohibición del Ministerio de Salud, anunciado el 27 de junio por la ministra Eidy Roca, quien afirmó que el “ministerio no autoriza la utilización ni la administración” del dióxido de cloro “porque se tiene las evidencias científicas de los efectos negativos que produce en la salud”, el viernes 3 de julio, la Asamblea Departamental aprobó un convenio que autoriza su uso en pacientes con Covid-19.

     La presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental (ALDP), Magda Kerdy, informó que mediante sesión virtual y presencial, ratificaron un Convenio de Cooperación Mutua entre la Gobernación de Pando y el Equipo Médico que representa en Bolivia al científico alemán, Andreas Ludwing Kalcker, con el objetivo de aplicar la terapia oxidativa de oxigenación molecular con Dióxido de Cloro, de manera voluntaria en pacientes afectados con la pandemia.

     Según el acuerdo interinstitucional, se garantiza la originalidad del producto que se implementará de manera voluntaria en los pacientes, a su vez recibirán el seguimiento médico correspondiente por un grupo de profesionales.

     Entre los antecedentes del convenio se lee que en base a un trabajo de grupos médicos científicos se ha logrado determinar un protocolo internacional de terapia con el dióxido de cloro para la lucha contra el coronavirus, basado en la declaración de Helsinki y promulgada por la Asociación Médica Mundial.

     “Cuando en la atención de un paciente las intervenciones probadas no existen y otras intervenciones conocidas han resultado ineficaces, el médico después de pedir consejo de expertos con el consentimiento informado del paciente o de un representante legal autorizado, puede permitirse utilizar intervenciones no aprobadas si en su juicio ello da esperanza de salvar vidas, restituir la salud o aliviar el sufrimiento”, se lee en el documento enviado por la Gobernación pandina al legislativo departamental.

     Tras suscribir el convenio, se aguarda para los siguientes días la llegada a Cobija de un equipo médico que representa en Bolivia al científico alemán, Andreas Ludwing Kalcker, para aplicar el compuesto químico en decenas de personas, de forma voluntaria.

     Kerdy explicó que la distribución del dióxido de cloro no será indiscriminada a la población sino a través de las valoraciones médicas. “Aclarar que esto no vamos a distribuir a la población (de manera directa), lo vamos a proporcionar a requerimiento de los profesionales médicos, si ellos necesitan y ven la situación (de los pacientes) de que pueden utilizar el dióxido de cloro para el tratamiento del Covid-19”, aseveró.

     Pese a la polémica por el uso del dióxido de cloro, algunos especialistas latinoamericanos recomiendan su uso para prevenir y curar el Covi-19. Pese a las evidencias de miles de pacientes tratados con el químico, el Comité Científico de Covid-19 del Ministerio de Salud en Bolivia prohibió su uso.

Salud advierte sobre efectos

     El Ministerio de Salud, en un comunicado, informó que el dióxido de cloro no corresponde a un medicamento y no cuenta con Registro Sanitario que respalde su seguridad, calidad y eficacia para sanar el Covid-19, por lo tanto, su elaboración, importación, distribución, comercialización y uso en el territorio es “ilegal”. “Por lo tanto, Ministerio de Salud no autoriza el uso de este producto”.

     El Comité Científico Nacional Covid-19 del Ministerio de Salud advirtió el domingo que su ingesta tiene efectos secundarios, entre ellos: falla respiratoria, metahemoglobinemia, prolongación del espacio QT en el electrocardiograma, hipotensión causada por deshidratación, falla hepática aguda, anemia hemolítica, vómitos y diarrea severa y trastornos hidroelectrolíticos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.