Noticias de Pando

Realizaron 39 entierros en el cementerio Covid-19 de Cobija

COBIJA/PERLA DEL ACRE

El cementerio habilitado en el municipio de Cobija para el entierro de personas fallecidas por coronavirus ya alberga a 39 muertos, aunque el informe oficial del Servicio Departamental de Salud (Sedes) señala 23 confirmados y aguardan resultados de laboratorio de 16 muertes sospechosos de la pandemia.

     El departamento amazónico es la más golpeada en las últimas semanas, afronta un auténtico drama por el Covid-19, con un sistema sanitario rebasado, decenas de personas que presentan síntomas y están a la espera de las pruebas para confirmar o descartar, otros realizan llamadas de emergencia sin recibir ninguna respuesta.

     El director del Servicio Municipal de Aseo Urbano de Cobija (Semasur), José Bernardo Condori, confirmó que hasta este domingo 28 de junio se realizaron 39 inhumaciones en el cementerio, que tiene una superficie de ocho hectáreas, distante a 20 kilómetros del centro de la ciudad. Algunas tumbas tienen una cruz para identificar a su ser querido, otras solo están cubiertas con tierra.

     “El trabajo es bastante arduo, por la cantidad de fallecidos, nuestro personal está agotado, casi todos los días -en distintos horarios- estamos realizando el traslado de los cuerpos. Tenemos registro de todos los entierros, recabamos datos desde el lugar donde recogemos los cuerpos, porque cuando pase todo esto seguro muchas familias irán a visitar el camposanto”, mencionó.

     Varios fallecieron en el hospital Roberto Galindo, Centro Centinela Perla del Acre, Caja Nacional de Salud y hospital Hernán Messuti, otros en sus domicilios. Cumpliendo con todos los protocolos y medidas de bioseguridad, los restos son embalados en bolsas de plástico (especial para Covid) y sellado en ataúd.

     Tras reportar persona fallecida a causa de la pandemia o altamente sospechosa, más de 20 funcionarios del municipio de distintas unidades (Aseo Urbano, Zoonosis y Salud), con equipos de bioseguridad, intervienen en los protocolos de traslado e inhumación.

     En las últimas semanas, los contagios se multiplicaron en la capital pandina y en el área rural, todos los días se reportan decenas de sospechosos y la muerte de personas. El informe oficial del Sedes señala 23 fallecidos, para los siguientes días se aguardan resultados de laboratorio de 16 decesos, altamente sospechoso con el virus.

     De acuerdo a los antecedentes, en abril falleció el primer positivo, en mayo se realizó la segunda inhumación y en 28 días del presente mes la cantidad de fallecidos por Covid-19 se disparó a 39. De esa cantidad, el 70 por ciento involucra a personas de la tercera edad, de 60 a 80 años.

     Este domingo se realizó la inhumación de dos cuerpos, una persona de la tercera edad, sexo femenino, (75 años) falleció en el hospital Roberto Galindo y otra víctima de la pandemia perdió la vida en una vivienda del sexto distrito de la capital.

     “El sábado 27 de junio fue difícil esconder sentimientos de tristeza ante el dolor inconsolable de cuatro familias que se despedían sin un velorio, solo un adiós sin mirar el rostro de su ser querido. Días atípicos de mucho dolor y sufrimiento. El grupo de emergencia Semasur, elevamos una oración ante nuestro creador para que de fuerza y resignación a todas las familias”, señaló José Bernardo.

     La cantidad de muertes demuestra la situación dramática que afronta el departamento Pando, en especial la capital Cobija. Los médicos están agotados, los funcionarios del municipio también, trabajando todos los días sin descanso.

     Es evidente el colapso del frágil sistema de salud pandino, al punto que decenas de pacientes con síntomas prefieren simplemente quedarse en sus casas a esperar el milagro de la recuperación con algunos remedios caseros.