Noticias de Pando

Tres ancianos mueren en el asilo de Cobija con sospecha de Covid

COBIJA/PERLA DEL ACRE

Tres personas -de 82, 86 y 88 años- fallecieron con alta sospecha de coronavirus en el hogar de ancianos de Cobija, dependiente del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges). 17 reciben tratamiento contra el virus y uno está internado en el hospital en estado crítico.

     En contacto con Perla del Acre, el asesor jurídico del Sedeges, Álvaro Salvatierra, confirmó el deceso de tres adultos mayores (sexo masculino) bajo sospecha de la temible enfermedad. El primer deceso se reportó el 25 de junio, el segundo el 30 del mismo mes y el tercer caso el 1 de julio.

     Los restos de los fallecidos fueron inhumados en el cementerio Covid-19 de Cobija, ubicado a 20 kilómetros de la ciudad, aplicando los protocolos de bioseguridad. Entretanto, las instalaciones del hogar de ancianos fueron desinfectadas para evitar la propagación del virus.

     “Nos preocupa bastante esta situación, tenemos 17 internos que están recibiendo los kits de medicamentos del Servicio Departamental de Salud (Sedes), de igual forma les están dando algunos remedios caseros, para evitar mayor cantidad de infectados, no queremos tener más bajas, estamos aplicando todos los cuidados que el caso amerita”, mencionó Salvatierra.

     El informe médico preliminar señala que los tres ancianos -de 82, 86 y 88 años- tenían patologías de base y el estado de salud se agravó con los síntomas de la pandemia, como dificultad respiratoria, dolor de cabeza y otras dolencias. Antes de la inhumación, funcionarios del Sedes realizaron la toma de muestra, luego se enviaron a laboratorios de La Paz y Santa Cruz, para descartar o confirmar el virus.

     “Aparte de los síntomas de Covid también tenían enfermedades de base, eran hipertensos, diabéticos y otras patologías. Es un grupo bastante vulnerable, requieren de cuidado especial, esperemos que no se presenten otros casos. Lamentablemente el departamento no tiene reactivos para el análisis a todos los internos. Al primer fallecido le han hecho la prueba, pero aún no se conoce el resultado, queremos confirmar o descartar si estaban infectados”, señaló el jurista.

     En el hogar de ancianos de Cobija, dependiente del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), se desató la alarma porque también algunos funcionarios dedicados al preparado de alimentos, atención médica, limpieza y otras áreas, corren el riesgo de quedar infectados. El médico que realizaba atención a los adultos mayores fue dado de baja porque presentaba síntomas de la pandemia.

     “Desde el primer momento hemos tomado las medidas de bioseguridad, los funcionarios de distintas áreas están atendiendo con equipos de bioseguridad, de la misma forma hemos suspendido las visitas al centro, todos los internos están con tratamiento, bajo los cuidados que amerita el caso”, manifestó Salvatierra.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.