Noticias de Pando

UAP realiza movilizaciones por presupuesto y sectores sociales se suman a la protesta

COBIJA/PERLA DEL ACRE

Autoridades, docentes, estudiantes y administrativos de la Universidad Amazónica de Pando (UAP) intensifican medidas de presión por el déficit presupuestario de 11 millones de bolivianos, que pone en riesgo la continuidad de las actividades y el pago de salarios. Sectores sociales se sumaron a las protestas hasta que el gobierno central atienda el pliego petitorio.

     Después de agotar todas las instancias de diálogo y ante la falta de respuesta del gobierno nacional para solucionar la crisis económica que atraviesa la Casa Superior de Estudio, el lunes 14 de septiembre se realizó la primera marcha de protesta en la capital pandina. Este miércoles 16 se llevó acabo la segunda movilización masiva, que contó con el apoyo de varias organizaciones e instituciones del departamento.

     La comunidad universitaria anunció para el jueves 17 y viernes 18 de septiembre el bloqueo de las principales calles y avenidas de la capital pandina, también el cierre de los puentes Internacional y Amistad que conectan a Cobija con poblaciones brasileñas.

     Advierten que en caso de no ser atendidos por el gobierno central, tanto docentes, plantel administrativo, autoridades y estudiantes radicalizarán los bloqueos de caminos en las principales rutas del departamento que conectan con el resto del país. No se descarta una masiva huelga de hambre y otras medidas de presión, hasta lograr los 11 millones de bolivianos para cubrir el déficit presupuestario y otras demandas que permitan la estabilidad de la UAP.

     A la marcha de protesta de este miércoles también se sumaron distintos sectores sociales a la cabeza de la Central Obrera Departamental (COD), Comité Cívico de Pando, Trabajadores en Salud, Constructores, Gremiales y otras organizaciones, porque consideran que el recorte presupuestario a la Universidad pone en riesgo la continuidad de varias carreras y ello afectaría al aprendizaje y profesionalización de la juventud pandina.

     “Estamos radicalizando las medidas de presión ante las instancias de poder (gobierno) para encontrar soluciones y cumplimiento al pliego petitorio de nuestra U.A.P la F.U.L. y los Centros Internos firmes en pie de lucha para garantizar la educación superior en nuestro departamento”, mencionaron estudiantes que participaron en la manifestación.

     En conferencia de prensa, realizado el 1 de septiembre, el Honorable Consejo Universitario (HCU) a través de su Co-Gobierno docente-estudiantil anunció a la comunidad universitaria y población en general el estado de déficit presupuestario y financiero, lo que pone en riesgo la continuidad de las actividades y el pago de salarios de docentes y administrativos.

Pliego Petitorio

     El Pliego Petitorio exige al gobierno central atienda el déficit presupuestario y financiero que está atravesando la UAP para cumplir con el pago de salarios de docentes y administrativos del área urbana y rural, que a la fecha supera los Bs 11 millones, correspondientes a la gestión 2020.

     También pide el incremento de recursos de subvención ordinaria para el financiamiento de las carreras, garantizar la sostenibilidad de las mismas y la estabilidad docente.

     Exige a la Asamblea Legislativa Plurinacional que proceda a la derogación del Parágrafo 2 del Artículo 5 de la Ley Financial 1267, que impide la inscripción de la partida 12100 (personal eventual), pues dificulta la asignación de recursos para la cancelación de haberes a los docentes y personal administrativo de las áreas académicas, con recursos de subvención ordinaria.

     Se solicita la aprobación inmediata del proyecto de Ley que autoriza de manera excepcional a las entidades territoriales autónomas el uso de recursos IDH para gastos de funcionamiento, proyecto que se encuentra actualmente en la Cámara de Senadores.

     La UAP rechaza de manera contundente, la rebaja del 28% al techo presupuestario asignado para la gestión 2021 en los recursos de coparticipación tributaria.

     La Casa Superior de Estudios por intermedio de la Federación Universitaria Local (FUL), la Federación Universitaria de Docentes (FUD) y el Sindicato de Trabajadores Administrativos Universitarios; se declararon en estado de emergencia, y dan un plazo de 72 horas para que el Gobierno nacional y la Asamblea Legislativa Plurinacional atiendan el Pliego Petitorio.

     De no ser atendidas las peticiones mencionadas, advierten con radicalizar las medidas de presión y movilizaciones permanentes y en forma escalonada, que van desde huelga de hambre, a nivel regional y nacional, bloqueos de carreteras y marchas permanentes.