Noticias de Pando

Boxeador pandino descalificado por patear a su rival

COBIJA/PERLA DEL ACRE

El boxeador Pedro Tabares quedó descalificado en el sexto round de la pelea por el Título Nacional Interino de Peso Completo al propinar patadas a su contrincante, Saúl Farah, la noche del sábado 19 de junio, en el coliseo cerrado Alfredo Huari, ante más de 500 espectadores.

     Tenía todo para ganar en casa y festejar con su público, estaba dominando el combate, pero en el sexto round no pudo controlar los impulsos de su nerviosismo, en una ‘acción vergonzosa antideportiva’, pateó a su oponente cuando estaba tendido en el piso y se acabó la pelea.

    Tabares ‘El Domoledor’ conectó un duro golpe al mentón de Farah ‘El Fénix Asesino’ que ocasionó su caída, hasta ahí todo bien. Sorpresivamente se abalanzó contra su oponente asestándole golpes en la lona y patadas, mientras el árbitro intentaba alejarlo. Esa actitud ocasionó su descalificación, ante el asombro de los espectadores que se quedaron con las ganas de celebrar el triunfo del local.

     Las cámaras de medios de comunicación y en decenas de dispositivos del público presente captaron claramente cómo Tabares le propinó patadas y pisotones a su rival. Las imágenes en cuestión de minutos se hicieron viral en redes sociales, desatando duras críticas contra el pandino por su actitud antideportiva.

     El boxeador beniano calificó esa acción como criminal, por haberlo pateado y pisoteado en el rostro y cabeza cuando estaba en la lona, exige a la Federación Boliviana de Boxeo (FBB) aplicar una dura sanción. Considera que su oponente no tenía nada más que mostrar para derrotarlo y expresó su frustración.

     “Sufrí un atentado en mi carrera deportiva profesional, mi oponente me derribó limpiamente, no estaba lastimado ni perdido, son gajes del oficio. Si me derribó y según él me tenía noqueado ¿porqué no esperó la cuenta del réferi?, yo me iba a levantar para continuar con la pelea y noquearlo limpiamente en los últimos rounds, pero Tabares actuó cobardemente haciendo quedar mal a la gente que lo apoyó, porque se frustró, no podía hacer nada más”, enfatizó Farah.

     A su turno, Tabares que hasta antes del último round era claro dominador de la pelea, con bastante intensidad, mostrando su pegada y técnica, pidió disculpas a quienes asistieron al coliseo. Justificó su reacción por la prepotencia de su rival que venía insultando a los pandinos, “Lo hice por un pedido especial que me hicieron”, afirmaciones que le podría costar una severa sanción.

     “Pedir mil disculpas por la forma que reaccioné, porque este tipo ya estaba bueno, venía insultando a todos y esto era una furia de todos los pandinos, estaba noqueado, le patee para que aprenda porque este era un pedido especial que me han hecho”, enfatizó el púgil dueño de casa, ante el apoyo de sus amigos y familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.