Noticias de Pando

Fiscalía imputa a cinco médicos en Cobija por falsificar historia clínica de paciente fallecida

COBIJA/PERLA DEL ACRE

El Ministerio Público imputó a cinco funcionarios del Hospital Roberto Galindo Terán, de Cobija, por el delito ‘Falsedad Material’. Presuntamente alteraron la historia clínica de una madre y su bebé que fallecieron tras proceso de parto, en diciembre de 2018.

     De acuerdo a datos obtenidos por Perla del Acre, la Fiscalía confirmó la imputación contra los galenos José A.A.J, Roberto C.M.G, Paola A.M.A, y María Y.A.S. por la presunta comisión del delito ‘Falsedad Ideológica’. También se amplió la imputación en contra de Jhonny R.M, por Incumplimiento de Deberes y Falsedad Ideológica.

     Después de la muerte de una madre y su bebé durante el proceso de parto, vía cesárea, en primera instancia el Ministerio Público imputó al médico ginecólogo, Jhonny R.M, por ‘Homicidio Culposo’. Conforme fueron avanzando las investigaciones una comisión de fiscales detectó otras irregularidades, razón por la cual fueron citados a declarar alrededor de 15 funcionarios del hospital, entre médicos y enfermeras, que participaron antes, durante y después de la intervención a la paciente.

     Cuatro integrantes del nosocomio, cuya identidad se mantiene en reserva, revelaron datos sobre las alteraciones en el historial clínico de la paciente Diana Rocha Araúz, de 21 años, que falleció junto a su bebé el pasado 26 de diciembre de 2018, tras proceso de parto.

     “A nosotros (Fiscalía) nos entregaron el historial clínico que no era la verdadera, entonces eso nos ha motivado continuar con las investigaciones y ampliar a mayor cantidad de profesionales, todos ellos sabían lo que se estaban haciendo. Es un caso muy complejo, han elaborado un informe de acuerdo a su percepción, hay borrones, sobre escrituras, se tienen datos falsos, el original lo han roto”, señaló un integrante de la comisión de fiscales.

     Tras la toma de varias declaraciones de testigos, los investigadores hallaron indicios que la historia clínica de la mujer fallecida habría sido falsificada, para deslindar responsabilidades del personal médico de turno, “fruto de las investigaciones hemos recabado la documentación de la primera historia clínica, sin embargo, los médicos de manera arbitraria, encerrados en un cuarto, han logrado fabricar un nuevo historial clínico, ¿porque elaboraron otro informe?”, cuestionó la comisión que investiga este delicado caso.

Auditoría Ministerio de Salud

     Los resultados de una auditoría emitida por el Ministerio de Salud confirma que funcionarios del hospital han incumplido ocho normativas entre protocolos y varios procedimientos internos, además del propio reglamento del nosocomio, lo que generó un vacío en la atención de las víctimas.

     La comisión de fiscales a cargo de la Unidad Anticorrupción colectó varios elementos, como el historial clínico de los fallecidos, declaraciones de funcionarios del hospital, resultados de una auditoria médica realizada por el Ministerio de Salud y otros elementos, que confirman las irregularidades. Ante los indicios se amplió el tipo penal por ‘falsedad material, incumplimiento de deberes, homicidio culposo y otros delitos.

Antecedentes

     Según la relación de los hechos, la noche del 25 de diciembre de 2018, alrededor de las 22:00 horas, la joven madre Diana Rocha Araúz, de 21 años, se constituye al hospital Roberto Galindo, acompañada de su esposo y cuñada, para la atención de parto, vía cesárea.

     De acuerdo a la denuncia de los familiares, la mujer embarazada fue atendida por el ginecólogo de turno, quien indicó que primero debían realizarle algunos estudios para determinar su estado, posteriormente, fue llevada a la sala del quirófano para ser intervenida. Aproximadamente a horas 06:00, se enteran que el bebé había nacido sin vida.

     Una hora después la salud de la madre se complicó, por supuesta hemorragia, y tuvo que ser nuevamente trasladada a quirófano, donde perdió la vida. Los familiares de la víctima aseguran que hubo mala atención (negligencia médica), pese a estar calificada como una paciente de alto riego, los médicos de turno no le prestaron la atención adecuada. En tanto, los funcionarios del hospital aseguran que el trágico hecho sucedió por complicaciones en el parto.

     La Fiscalía sostiene que se adulteró datos de la historia clínica original, además de haber armado una segunda historia clínica para que se deslinde de responsabilidades. “Hay borrones, hay sobre escritura, en realidad no se activó el código rojo, se tienen datos falsos, la original lo han roto”.

Falsedad Ideológica

     El delito de Falsedad Ideológica se halla tipificado en el art. 199 del Código    Penal, de la siguiente manera: ‘El que insertare o hiciere insertar en un instrumento público verdadero, declaraciones falsas a un hecho que el documento deba probar, de modo que pueda resultar perjuicio, será sancionado con privación de libertad de uno a seis años.  En ambas falsedades, si el autor fuere funcionario público y las cometiere en el ejercicio de sus funciones, la sanción será de privación de libertad de dos a ocho años´.

     El proceso judicial contra médicos es el segundo en el departamento Pando, toda vez, en la gestión 2014 se desarrolló un proceso judicial contra tres médicos de la Caja Nacional de Salud, por la muerte de una bebé. (…)Si quiere saber más sobre este u otros temas, suscríbase o adquiera en los puntos de venta el Periódico Perla del Acre.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.