Noticias de Pando

FRUTOS AMAZÓNICOS: UNA OPORTUNIDAD PARA LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA EN LA REGIÓN NORTE DE BOLIVIA

Por: Gilda Ticona Saravia

Bolivia actualmente atraviesa una de las peores crisis económica a lo largo de los últimos años, esta vez a consecuencia de la crisis global derivada por la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud en marzo de este año, provocado por un brote de COVID 19 en China que a logrado infectar a más de 34 millones de personas y más de un millón de muertos en todo el mundo. Este tipo de virus emergente es producto de las actividades extractivistas del ser humano que cada día va depredando y acercándose mas a la fauna silvestre.

Bolivia además de paralizar la economía por la declaratoria de emergencia sanitaria decretada por el gobierno central para combatir la pandemia a  fines del mes de marzo, se suma por segundo año consecutivo los incendios forestales de gran magnitud sobre todo en la Chiquitania boliviana que arrasa con toda la biodiversidad de esa región del país, en el caso del norte amazónico si bien aún no se ha registrado incendios de consideración, esta región es vulnerable y está sufriendo sequias que podrían afectar a la producción y rendimientos de los frutos amazónicos como la castaña, asai, majo, cacao, que están en bosque natural y otros en cultivos agroforestales.

Son aproximadamente mas 60.000 familias en el norte amazónico que viven de la recolección y comercialización de la castaña, esta emergencia sanitaria ha dejado a estas familias sin su principal fuente de ingresos, ya que por el cierre de las fronteras no se ha logrado vender el producto como en anteriores gestiones, esto ha hecho que la Cámara de Exportadores del Noroeste – CADEXNOR, declare como “desastre económico y social de la industria y la cadena productiva de la castaña amazónica de Bolivia”.

Pese a estas adversidades que esta pasando el sector forestal principalmente de productos forestales no maderables, aparece una ventana de esperanza para la reactivación económica del norte amazónico. Motivo por el cual, consideramos importante resaltar estas oportunidades.

Actualmente la población a nivel local y global con el afán del resguardo a la salud busca nuevos métodos y estrategias de fortalecer el sistema inmunológico y de esta forma prevenir los contagios por el virus, para ello se ha recurrido al consumo de alimentos que a menudo no se encontraban en su dieta como es el caso de  la castaña y el asai, estos alimentos amazónicos están siendo utilizados como terapias de recuperación en pacientes con Covid-19 , tomando en cuenta sus propiedades organolépticas que poseen, así mencionan algunos médicos en Trinidad, pero también según publicación del periódico El Deber,  investigadores canadienses de la Universidad de Toronto han estado examinando el fruto de asai y decidieron probar su eficacia contra la enfermedad Covid-19, ya que estudios anteriores han demostrado que los extractos de este fruto pueden reducir la inflamación pulmonar.

Sobre esta línea el Colegio de Biólogos de Pando, resalta el trabajo de algunas instituciones no gubernamentales que realizan acciones que promueven un desarrollo sostenible de la región, dando valor a la vocación forestal de la zona y promocionando el aprovechamiento de los productos del bosque de una forma equilibrada que al mismo tiempo protege y conserva de la biodiversidad, un ejemplo es el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado – CIPCA Norte Amazónico, que en el marco del apoyo al sector campesino esta promoviendo el desarrollo económico en base a frutos amazónicos como el asai, castaña y cacao, provenientes de bosque natural y además de la implementación de sistemas agroforestales apoyando a Asociaciones y comunidades, tal es el caso de Trinchera una comunidad que cuenta con una planta procesadora de asai con todas las condiciones de sanidad e inocuidad que exige el SENASAG, actualmente ha logrado establecer compromiso de venta de 5 toneladas de pulpa de asai, lo que significa que generara empleos para los trabajadores de la planta procesadora pero también para las familias de algunos municipios de Pando que se dedican a la recolección de este fruto.

Estas actividades económicas a partir de ahora se convertirán en las oportunidades potenciales de la región, no solo para garantizar la economía familiar sino también para la conservación del bosque.es por ello que las autoridades nacionales y departamentales deben aplicar políticas públicas de fortalecimiento a las cadenas productivas y las cadenas de valor de estos productos amazónicos.

Este tipo de iniciativas entorno a los productos del bosque son primordiales para su replica en toda la región, ya que se estaría garantizando una economía familiar y la conservación de los bosques amazónicos que cumplen un rol muy importante en la regulación del clima.

(Bióloga Gilda Ticona Saravia – Colegio de Biólogos de Pando)