Noticias de Pando

Muere una persona con sospecha de Covid-19, estaba aislado en su casa, pero fue visto en las calles de Cobija

COBIJA/PERLA DEL ACRE

En un barrio periférico de la capital pandina, la mañana del martes 26 de mayo, una persona de 61 años falleció con síntomas de coronavirus. Dos semanas atrás llegó de Santa Cruz, en un vuelo extraordinario junto a otros pasajeros varados, y debió cumplir 21 días de aislamiento domiciliario, pero lo vieron en varios lugares de la ciudad.

     Según vecinos de la zona, la víctima era un antiguo y conocido morador de Cobija, exfuncionario de una institución y mototaxista, antes de la cuarentena se trasladó a la capital cruceña con el propósito someterse a un tratamiento médico, presuntamente una dolencia pulmonar. Retornó al departamento a inicios del presente mes, en uno de los vuelos solidarios.

     De acuerdo al informe preliminar, el adulto mayor fue encontrado sin vida en el interior de su domicilio, alrededor de las 07:00 horas. Aún no se tiene un informe médico oficial sobre las causas de la muerte. Sin embargo, en redes sociales, un familiar señaló que en los últimos días su salud se complicó por varias dolencias, deficiencias para respirar, realizaron llamadas a instituciones encargadas y nadie les atendió.

     Cerca al mediodía de este martes, aplicando los protocolos y medidas de bioseguridad el personal de salud realizó la toma de muestra del cadáver, además a su hijo con quien mantenía contacto, en las siguientes horas será enviado a un laboratorio, para confirmar o descartar el contagio del Covid-19.

     En las siguientes horas, las autoridades en salud emitirán un informe oficial de este caso.

Protocolo entierro

     Los restos fueron colocados en bolsas de plástico (especial para fenecidos con el virus) y en un ataúd, después se realizó el traslado al cementerio de fallecidos con coronavirus, un lugar alejado del área rural, cumpliendo todas las medidas de bioseguridad. Es el segundo entierro en el lugar, el primero se realizó el pasado 18 de abril, al paciente cero portador del virus, de 67 años.

     Más de 10 personas, de distintas unidades, participaron en el traslado y en la inhumación del fallecido con sospecha de coronavirus. El municipio de Cobija tiene habilitado un lugar exclusivo para enterrar a personas fallecidas con Covid-19, en una superficie de ocho hectáreas, distante a 20 kilómetros de la ciudad y a más de 13 kilómetros a la redonda donde no existen viviendas particulares.

Aislado en su casa

     La persona de la tercera edad, junto a otros pasajeros, llegó a Cobija en los vuelos extraordinarios para pasajeros varados, a inicios del presente mes. Tras arribar al aeropuerto todos pasaron por un proceso de desinfección y control sanitario, después –la mayoría- fueron trasladados hasta un céntrico hotel, para cumplir la cuarentena obligatoria -durante 15 días- para descartar que tengan el coronavirus.

    El Sedes consideró su situación como ‘caso excepcional’, por la edad (61 años) y su patología de base, previa valoración médica, por tanto determinó que debe cumplir la cuarentena en su domicilio, durante 21 días, bajo supervisión de las brigadas médicas y la vigilancia epidemiológica.

Lo vieron en la calle

     La orden de mantenerse en aislamiento domiciliario, aparentemente fue incumplido por el adulto mayor. Tras enterarse de su deceso, la tarde-noche de este martes, algunos vecinos de la zona aseguran que lo vieron caminando en la calle, salía a veces porque estaba delicado de salud. Sus amigos de la institución donde antes trabajaba también afirman que lo vieron circulando por algunos lugares del centro de la ciudad.

     “Era un gran amigo y compañero de trabajo, creo a inicios de esta gestión se jubiló y trabajaba como mototaxista. La semana pasada lo vi por el Cristo, estaba con su moto. Esta persona es muy conocida, trabajaba en una institución y en su tiempo libre hacía taxi, me comuniqué con algunos de mis compañeros y ellos le han visto por el centro de la ciudad. Casi nadie sabía que había llegado de Santa Cruz y tenía que mantenerse en cuarentena. Esperemos que el resultado sea negativo de lo contrario estamos fregados. Ahí está un pequeño ejemplo de que algunos no han cumplido con el aislamiento domiciliario ¿cuántos más habrán salido a la calle?, esto es grave”, mencionaron dos amigos y funcionarios de una institución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.